Génesis - lección 1

PROLOGO

Me he tardado aproximadamente 5 años en terminar la primera parte de este curso de "Entendiendo la Biblia". actualmente estoy tratando de terminar la segunda parte.

He usado todos los materiales que tenía al alcance de mi mano y con el tiempo fui consiguiendo más y más, hasta que pude completar esta obra del Antiguo testamento en veintidós lecciones. este curso es el fruto de muchos años de trabajo, esfuerzo y búsqueda de información que para mí fue difícil de hallar. gracias a Dios hoy puedo presentarte una apasionante historia que no puedes dejar de leer y estudiar.

El propósito de este curso  motivar a los lectores a estudiar, leer e investigar acerca de lo que la Biblia dice y enseña. siguiendo a través del orden cronológico más aproximado de la historia bíblica el desarrollo de los hechos que cambiaron nuestras vidas y la de todo el mundo. La Biblia esta ordenada de manera temática, pero en este curso el estudiante la verá por orden de tiempo y época. Será muy interesante para el lector ver la Biblia de esta manera, porque así  podrá tener una visión que le ayudará a entender más ampliamente los acontecimientos bíblicos tanto literales como espirituales.

El contenido general del curso tratará de satisfacer las preguntas de: quién lo escribió, en dónde se escribió, cual es el contexto histórico, etc. Estas son sólo unas de las tantas cosas que veremos a lo largo de cada lección. sin olvidar significados y símbolos además de las enseñanzas para nuestra vida práctica.

Es menester acompañar este curso leyendo cada referencia bíblica en su momento, para no perder la noción y así comprender el verdadero propósito de este curso que es el de conocer y entender más la Biblia.
Fuentes de información del curso 1 y 2:
  
  • El cayado del Pastor
  • Biblia de referencia Thompson 
  • Biblia de Estudio inductivo 
  • Conozca su Biblia (de La Biblia Dice)
  • Diccionario Bíblico Ilustrado
  • Hechos de los apóstoles (del centro de estudios bíblico y ministerial)
  • Historia del cristianismo tomo 1
  • Nuevo diccionario bíblico certeza
  • Nuevo diccionario de la Biblia
  • Nelson nuevo diccionario ilustrado de la Biblia
  • Biblia plenitud
  • Síntesis Bíblica (del seminario bíblico teológico de fe.
  • Autor: Rolando Quintana
 ENTENDIENDO LA BIBLIA Lección 1
GÉNESIS (Parte 1)
 El Comienzo (Génesis 1-11)

Autor y fecha


Según la tradición de los judíos se dice que Moisés es el autor del libro de Génesis y de los cuatro libros siguientes. A este grupo de libros se le llama Pentateuco, porque son cinco. Dijo Jesús: “Porque si ustedes le creyeran a Moisés, también me creerían a mí, porque Moisés escribió acerca de mí” (Jn. 5:46). Es más, Éxodo y Deuteronomio presentan a Moisés como una persona que escribió mucho (Ex. 17:14; 24:4; Dt. 31:24). Hechos 7:22 dice que Moisés fue enseñado en toda la sabiduría de los egipcios.
Se acepta que el éxodo de Egipto ocurrió en el siglo XV a.C. 1ª de Reyes 6:1 dice que Salomón empezó a construir el templo en el año cuatrocientos ochenta después que los hijos de Israel salieron de Egipto. Así que se cree que esto tuvo lugar aproximadamente en el año 960 a.C., lo cual pone al éxodo en el año 1440 a.C. entonces pensamos que Moisés escribió Génesis después del año 1440 a.C., durante los cuarenta años en el desierto.

Enseñanza para nuestra vida

Génesis cuestiona muchísimas ideas, conjeturas e hipótesis de la ciencia secular, por lo cual estudiar este libro nos obliga a pensar diferente. O sea,  percibir la historia del mundo de la misma manera que los antiguos autores de la Biblia no es nada fácil para el mundo en el que vivimos hoy día. Por ejemplo, los relatos de los capítulos 1–3 deben ser entendidos como historia real y no como meros simbolismos. La Palabra de Dios siempre debe prevalecer por encima de la palabra del hombre; no estamos para juzgar su Palabra, sino que ella nos juzga a nosotros.
Una de las tantas lecciones que nos deja este libro es por ejemplo: la vida de José, esta es un enseñanza para todos los que sufren un trato injusto y constituye un reto a la fidelidad en esta época de tolerancia indiferente, donde no hay perdón ni respeto.
Por último, sólo comprendemos la naturaleza humana cuando estamos en posesión de la verdad. Cuando Adán pecó, no sólo pecamos todos nosotros, sino que heredamos una naturaleza pecaminosa (8:21; Ro. 5:19; 7:18).

Cristo se revela

Génesis presenta a Jesucristo, nuestro creador

Este libro se divide en tres partes a saber:

Pasaje
División

Subdivisión

1-11
El comienzo
La creación
El edén
El diluvio
La torre de Babel
12-36
Los patriarcas
Abraham
Isaac
Jacob
37-50
José en Egipto
La humillación
La exaltación

Como se muestra en el esquema, cada parte de los puntos tienen tres nuevas divisiones y cada división un interesante y edificante contenido.
Analicemos cada uno de ellos.

El comienzo

La creación

Esta parte abarca el capítulo 1 de Génesis al que le llamamos “La creación”.
El gran comienzo de todas las cosas se inicia en Dios, la Biblia es sencilla con su lenguaje y recrea la maravilla de la creación sin forma hasta la vida abundante.
El origen del mundo no fue accidental; hay un creador.
Con respecto a los siete días de la creación se nos dice que:

1.       Se separa el día de la noche (luz y tinieblas separadas).
2.       Se hace la tierra y la atmosfera (se separa la expansión).
3.       Se separa la tierra de los mares, surgen las plantas y los árboles.
4.       Sol, luna y estrellas.
5.       Criaturas del mar y pájaros.
6.       Animales de tierra. El hombre.
7.       La creación es completada. Dios descansa.

Sabemos que esto no es un relato cronológico, a pesar de que se nos dice que son siete días, es imposible saber a ciencia cierta si estos siete días son simbólicos, recordemos que el siete representa plenitud, totalidad o perfección y tal vez esta fue la manera más adecuada de expresar el poder creador y la satisfacción de Dios. Pero según el pasaje de 2ª de Pedro 3:8 se nos dice que “para Dios un día son como mil años y mil años como un día”. Esto puede dar lugar a la especulación de que la creación se llevó a cabo en siete mil años. Aunque No hay duda alguna de que el poder de Dios es tan grande que es capaz de crear todo en ciento sesenta y ocho horas, es decir siete días terrenales.

El Edén

El Edén esta conformado por cuatro partes o capítulos. Y les llamamos así, Edén desde la plantación del huerto hasta Caín y Abel. Fíjese que estos capítulos terminan con una genealogía hasta Noé. Entonces les llamamos Edén a los capítulos 2-5.
Tocante al hombre, se dice que fue puesto en el Edén, que Dios le dio una compañera y luego habla de su caída. Estos efectos se hicieron ver muy rápido. Un hermano mata al otro.
Por medio de la desobediencia a los términos del dominio delegado por Dios, los humanos caen, y así pierden su poder de regir lo creado. Todo lo delegado en su jurisdicción (la tierra) cae bajo maldición mientras su relación con Dios, la fuente primordial de su poder para regir, se corta. Por lo tanto, la humanidad pierde el esencial poder vivificante para gobernar el Reino de Dios. Más allá de la tragedia de la pérdida humana, tienen lugar otros dos hechos. Primero, por su desobediencia a Dios y la sumisión a las sugerencias de la serpiente, el gobierno humano se le confisca y se da a la serpiente. En Apocalipsis 12:9 se confirma que el espíritu que utilizó la forma de serpiente fue el propio Satanás. El dominio, originalmente delegado a la humanidad, ahora recae en Satanás, quien se convierte en administrador de este reino maldito. La semilla y la cabeza de la serpiente indican una línea continua (semilla) de maldad que extiende el gobierno de Satanás (cabeza). Sin embargo, un segundo hecho ofrece esperanza. En medio de la tragedia de esta secuencia de eventos, Dios comienza a redimir a los seres humanos y se promete un plan para recuperar lo perdido por la humanidad.

El Diluvio

Esta parte esta en los capítulos 6-10 y nos enseña a una humanidad pecadora y perversa que iba a ser destruida, pero sólo un hombre y su familia hallarían gracia ante los ojos de Dios, este fue Noé, pregonero de justicia.
En esta sección se relata de cómo Noé entra en el arca y toda la humanidad sufre el juicio de Dios. También hay algunos puntos sobre la biografía de Noé, por Ej.: Antes de salir del arca envía un cuervo, luego una paloma, la cual trajo una hoja en el pico, al enviarla otra vez ya no regresa.
El Diluvio también termina con una genealogía, antes fue hasta Noé; ahora desde Noé hasta Abraham.
Nota: El arca es una clara representación de Cristo, él es el que nos salva del juicio. Todos los que estaban en el arca fueron salvos. En contraste, todos los que están en Cristo son salvos.

La torre de Babel

Babel significa: “confusión”, y en este ultimo capítulo de la parte a la que le llamamos el comienzo (1-11) encontramos después de un diluvio y el juicio sobre una humanidad malvada, el pecado; una sola raza con una sola lengua y el empeño como siempre de hacer una obra sublime de la cual jactarse. Aquí se relata el comienzo de los idiomas (la confusión de lenguas) y el consecuente fracaso de la humanidad al no poder entenderse uno con el otro, un claro reflejo de nuestros días.
Un detalle importante de la historia es también la separación de las razas a través de los hijos de Noé (Gn. 10:32). Veamos como ejemplo el siguiente gráfico:




Queda en observación entonces que los primeros once capítulos del Libro de Génesis son una parte distintiva y una fase singular de la historia. Son los comienzos de todas las cosas.
Del capitulo 12 en adelante se inicia propiamente la historia de Israel con la vida de los patriarcas, siendo Abraham el punto de partida.

El mensaje espiritual

Después de haber analizado en breve el contenido de los primeros once capítulos, vamos a pasar al sentido espiritual de esta parte. Primero habla de Dios luego se enfoca en el cielo y la tierra, enseguida la atención vuelve a la tierra. Dios creó todas las cosas, también las que están mas allá de la tierra, pero la Biblia no nos revela todas las cosas porque Dios no escribió la Biblia para el hipotético hombre de la luna, ni Venus. La Biblia es sólo para nosotros, el mensaje es para los seres que viven en la tierra. Ella es la historia del hombre, el pecado en su vida y su salvación. Dios hizo la luz, el agua, el cielo, las plantas, los animales pequeños y también los grandes; hasta que hizo al hombre a su imagen y semejanza. Entonces vemos claramente que la Biblia no se interesa en el espacio sideral, o sea que no es astronomía. Así como se ocupa del hombre  y no de las plantas y los animales, dejando de ser botánica o zoología.

El Hombre

Encontramos que a pesar de toda la información que podamos tener con respecto al hombre, hay otras preguntas que a la Biblia no le interesa responder por Ej. ¿Cuál era la estatura de Adán? ¿De Caín? ¿De Abel? O ¿Cuál era su color, raza, grado de cultura? ¿Cuál la situación humana desde el punto de vista biológico, físico, químico, psicológico o sociológico? Vemos claramente que no discute el tema de su índice facial o craneal. O sea que la Biblia habla sólo del hombre, pero de él en su relación con el creador. Esto quiere decir que la Biblia es ante todo y sobre todo, teología, porque esta analizando el estado y/o la situación espiritual del ser humano. Ese el tema clave de cada página, el problema del hombre con Dios es algo de importancia extraordinaria.
Podemos imaginar a Adán, Eva, Caín, Abel, Lamec, matusalén; etc. Todos mencionados en estos capítulos pero siempre girando entorno del verdadero centro que es Dios. Si así no fuese, la historia seria otra. Pero sabemos que hubo una des-centralización  Caín quiso ser el centro de la historia y quería que Abel girase en torno suyo, a eso le llamamos pecado; egocentrismo es pecado. Por eso nos preguntamos ¿Quién no es pecador? Pues, muchas veces nosotros nos sentimos ser el centro del mundo, no sólo a través de los ojos, sino también a través de los sentidos pecaminosos.
Entonces la lección espiritual es: cuidarnos de la falsa centralización; Dios no hizo al hombre para que sea el centro, sino para que girase en torno al verdadero centro, Dios.

Al ver Dios la maldad y corrupción humana, hizo solamente una advertencia: no iba a dejar que los hombres siguieran con ese espíritu egocéntrico; pero a pesar de las advertencias divinas, tenemos un diluvio, la lucha de Dios por convencer a una humanidad, malvada y pecadora; Dios la destruyó para hacer un nuevo comienzo. Sólo una familia fue salvada por la providencia divina. Pero a pesar del pacto renovado y las nuevas promesas, lo único que encontramos es “el pecado”, en la propia vida de Noé y en sus descendientes.
Es aquí cuando comienza la historia de Babel, y nos presenta lo patético del egocentrismo. Babel representa la vanidad humana, la inteligencia aplicada al mal. Dios envió un juicio, confundió sus lenguas, con eso llegó una falta total de comunicación; imagen propia del pecado, que también vemos hoy en día. El detalle aquí es que el hombre cuando piensa en construir pretende llegar al cielo. Sustancialmente esto es parecido a la historia de Edén, cuando Satanás dice: “Seréis como Dios sabiendo el bien y el mal” (Gn. 3:5). Vale la pena destacar que cuando la serpiente la tienta a Eva, lo hace diciendo en parte la verdad y en parte mentira ¿por qué? Veamos Génesis 3:22:

Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal…

Dios reconoce que el hombre es como él, sabiendo el bien y el mal, pero no es como Dios en poder y majestad, la serpiente le mintió acerca de la muerte, en parte, porque no murieron físicamente hablando, pero sí murieron espiritualmente. O sea, que el diablo hasta cuando dice la verdad miente.  
Es claro en toda la historia desde Edén hasta Babel que la humanidad se ha caracterizado desde el comienzo por su rebeldía contra Dios. Dios creó los cielos, la tierra, las plantas, los animales y le dio al hombre el poder de servirse de todo ello, de todo podría comer menos de un árbol. Dios quería la obediencia. Pero fue exactamente lo que no sucedió, y continúa sin acontecer a pesar de las advertencias y las intervenciones milagrosas de Dios.
A esa humanidad tal, Dios prometió salvarla, eso fue lo que hizo a través de una historia. Dios llama a un hombre, de ese hombre hizo una familia, de esa familia un pueblo y a través de ese pueblo trajo al Mesías (fíjense que Dios se colocó él mismo en el centro de la historia) y de ese Mesías constituyó a su iglesia, una prueba verdadera de la redención divina.