La ley de Dios ¿Aun sirve?

1ª Timoteo 1:8

"Pero sabemos que la ley es buena, si uno la usa legítimamente"

La ley sigue vigente, no como algunos creen que ya desapareció, sino que los diez mandamientos siguen siendo las leyes que nos rigen como hijos de Dios, pero simplificada en dos.

Mateo 22: 34-40 Entonces los fariseos, oyendo que había hecho callar a los saduceos, se juntaron a una.
35 Y uno de ellos, intérprete de la ley, preguntó por tentarle, diciendo:
36 Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley?
37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.
38 Este es el primero y grande mandamiento.
39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.

Cristo no vino a abolir la ley (no era anarquista) porque una humanidad sin ley es como Sodoma y Gomorra volviéndose un caos.
Jesucristo vino a cumplir la ley y a enseñarnos que ella está basada en la compasión, la justicia y el amor de Dios.

La ley no es mala si se la sabe aplicar en espíritu y en verdad.