Levítico - lección 6

ENTENDIENDO LA BIBLIA
Lección 6
LEVÍTICO

Autor

Este libro es el tercero atribuido a Moisés en el Antiguo Testamento. En 1:1, el texto hace referencia a la palabra del Señor que fue dada a Moisés en el tabernáculo de reunión; esto constituye la base de todo este libro.

Fecha

Los teólogos lo fechan entre la época que vivió Moisés (la fecha más aceptada es en el siglo XV a.C.) Entonces según eso la redacción de Levítico se remontaría al año 1445 a.C. aprox. El libro contiene poca información histórica útil para determinar la fecha exacta de su composición.
La teología del libro de Levítico vincula la santidad con la vida cotidiana. Va más allá de la cuestión del sacrificio, y aborda el tema de la adoración; asimismo, también explica con gran detalle cómo debe ser el trabajo de los sacerdotes. La santidad afecta no solamente la relación con Dios, sino también la relación de amor y respeto con los demás.
La enseñanza de Jesucristo: “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas” (Mt. 7:12), refleja el texto de Levítico 19:18: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

Enseñanza para nuestra vida

El libro puede ser aplicado en lo colectivo y lo personal, a la vida de la Iglesia. El ser apartados para una vida de compañerismo con Dios como lo expresa la misma palabra “santidad”, era la cuestión central para el pueblo del antiguo Israel, como lo es para el pueblo de Dios en nuestros días.

Cristo se revela

Levítico presenta a Jesucristo, nuestro sacrificio por el pecado.

Levítico

Levítico se llama así por los levitas, o sea, la tribu de Leví; ésta no recibió una herencia de la tierra prometida, no tubo una porción de tierra, sino que su herencia fue Dios mismo (Jos. 13:14), esta tribu era la encargada del trabajo en el templo, de ella fue tomada la familia de Aarón la cual se dedicó al sacerdocio. Pero no todo levita era sacerdote, los que no eran descendientes de Aarón apenas se dedicaban al templo. Esta tribu dependía de los diezmos de las demás tribus, no trabajaban, sólo se dedicaban a Dios en el servicio (Nm. 18:20-24). Todo asunto que tenga que ver con los levitas, está relacionado con la iglesia.
Este libro (Levítico) se divide en varias partes a saber:

Sacrificios: Esta primera sección va del capitulo 1-7 y habla del sacrificio. Vamos a ver solamente el titulo de los capítulos:

1-   Holocausto: era el más común de los sacrificios, y se realizaba dos veces al día, de acuerdo con las minuciosas instrucciones que aparecen en este capítulo. Incluía bueyes, ovejas, chivos, pichones y tórtolas. Todo el animal, salvo la piel, era quemado en el altar. El propósito del holocausto era permitir que la persona hiciera expiación. No removía la presencia del pecado, pero hacía posible la comunión con un Dios santo. La ofrenda de holocausto anticipaba el sacrificio de Jesucristo, el verdadero Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.
2-   Ofrendas y mensajes
3-      Ofrendas de paz: La ofrenda de paz era un sacrificio voluntario, que podía ser ofrecido junto a una confesión o voto, o como una muestra de gratitud (7:11–21). Consistía en sacrificar un animal, una parte del cual era quemado, otra comida por los sacerdotes, y otra devuelta para ser consumida por quien presentaba la ofrenda. Se trataba de una ofrenda festiva que anticipaba la Cena del Señor, así como cualquier otra cena cristiana que conmemorara la salvación.
4-      Sacrificio por los errores de los sacerdotes, por los del pueblo, los de un príncipe, por los de cualquier persona.
5-      Sacrificio por los pecados ocultos, por el sacrilegio, por los pecados de ignorancia.
6-      Sacrificio por los pecados voluntarios, leyes del holocausto y diversas ofrendas.
7-      Ley de la expiación de la culpa, el sacrificio de paz y porción de los sacerdotes.

Sacerdotes: ahora vienen las instrucciones para los sacerdotes con respecto a los sacrificios:

8-      consagración de Aarón y de sus hijos.
9-      Aarón ofrece sacrificios por sí mismo y el pueblo.
10-   Una rebelión de algunas personas que querían el oficio de sacerdotes.
a.       Nadab
b.      Abiu
Hasta aquí la presentación del sacerdocio.

Salud: Desde el 11 se mencionan algunas leyes sanitarias:

11-Tipo de alimentación: Estas restricciones impuestas a la comunidad son paralelas a las de Deuteronomio 14:3–21. El pueblo es apartado para que sostenga una relación especial con el Señor, la cual requiere mantenerse consciente de la divina presencia en la vida diaria, aun en lo que se refiere a lo que se debe comer. En el Antiguo Testamento no hay una explicación clara del principio en que se apoyaba la selección de animales limpios e inmundos o detestables. Algunos especialistas piensan que era una cuestión de higiene; otros creen que las religiones cananeas consideraban sagrados a los animales inmundos. Las enseñanzas de Jesús que purificaron todas las comidas (Mr. 7:19) y el mandato de Dios a Pedro de mata y come, en alusión a esos animales (Hch. 10:13), inclinan la balanza a favor del segundo punto de vista.
12-    Cuidados en el parto.
13 y 14- Precauciones y cuidados con la lepra.
15- Problemas del sexo.

Santidad: Ahora vemos la separación o santidad. Cómo deben los sacerdotes entrar al santuario, cómo se debe preparar el pueblo para la ocasión; aquí sigue con la separación de todo lo que es abominable, o sea, el tema central de los capítulos 16-18 es: separación, por eso interpretamos: santidad.

Servicio: Los capítulos 19 y 20 son una repetición de varias leyes y otras nuevas. Aquí se ve el cuidado para con el prójimo, cuidado para con el ser humano.

Repaso: Los capítulos 21 y 22 son un repaso o una aclaración general de lo anterior:
A-     Sacrificios.
B-      Sacerdotes.
C-      Salud.
D-     Santidad.
E-      Servicio.

Solemnidades: El capitulo 23 es una sección que trata de las fiestas de Israel. El 24 y 25 son instrucciones generales. El 26 habla de bendiciones y castigos y el libro culmina con leyes acerca de los votos




El centro de la religión hebrea


El centro de toda la religión israelita era la presencia de Dios. Él se manifestaba en una nube en el tabernáculo, ahí se centraba la atención del pueblo. El Señor lo libertó milagrosamente y ahora lo santificaba y lo apartaba como su pueblo.