Éxodo - lección 5

ENTENDIENDO LA BIBLIA - lección 5

Autor y Fecha

Moisés, cuyo nombre significa «sacado de las aguas», es el personaje central de este libro. Este es el profeta hebreo que guió a los israelitas fuera de Egipto. Cuatro pasajes de este libro dan apoyo a la creencia de que Moisés escribió por lo menos la mayor parte del mismo (17:14; 24:47; 34:27). A través de varios encuentros cara a cara con Dios, Moisés recibió la revelación por el Espíritu Santo, y comunicó esa misma revelación al pueblo hebreo, tanto de forma oral como escrita.
Se establece la muerte de Moisés alrededor del año 1400 a.C., de manera que el libro de debe haber sido compilado durante los cuarenta años anteriores, mientras se hallaba en el desierto.

El libro

El libro de Éxodo es la continuación del relato de Génesis, y trata del desarrollo de un pequeño grupo de setenta personas dentro de una nación de varios millones de habitantes. Los hebreos vivieron en Egipto 430 años, la mayor parte de ellos en la servidumbre. Éxodo recoge la historia de Moisés, la liberación del pueblo de Israel de la esclavitud, el viaje desde Egipto al monte Sinaí, donde recibieron las tablas de la Ley de Dios, y sus instrucciones sobre cómo construir el tabernáculo. Termina con la edificación del tabernáculo como morada de Dios.
Un concepto importante en el libro es que Dios bendice a aquellos que se mantienen dentro del pacto. Él es su Dios y ellos se convierten en su pueblo santo.
Dios explica con gran detalle lo que es aceptable para Él y libera a los que se hallan en servidumbre de pecado. Recordemos que Egipto representas el pecado y la vieja vida antes de conocer al Salvador Jesucristo. La liberación puede que no arribe inmediatamente, pero llegará a aquellos que esperan y se preparan para cuando esto suceda. Esta liberación se basa en la obediencia a la voluntad expresada por Dios y en empezar a hacer cuando Él lo ordenaba. Los hijos de Israel tuvieron que esperar hasta la comida de la Pascua y hasta que el ángel de la muerte hubiese pasado; después de eso, Dios dio la orden de marchar. Nosotros también debemos esperar y estar listos.

Cristo se revela

Éxodo presenta a Cristo, nuestro cordero pascual.

Éxodo 1-20
Al cambiar de dinastía o de familia política y al crecer el pueblo de Israel, los políticos egipcios abrieron los ojos al peligro que ello significaba. A esto le podemos llamar “un problema racial”. Eso hizo que el nuevo faraón comience a perseguir y a oprimir al pueblo de Israel a tal grado que los redujo a la condición de  esclavos. Esto comienza a narrarse enseguida al comienzo del libro, en Éxodo 1:13,14:

Y los egipcios hicieron servir a los hijos de Israel con dureza, y amargaron su vida con dura servidumbre, en hacer barro y ladrillo, y en toda labor del campo y en todo su servicio, al cual los obligaban con rigor.
Sin duda que el gobierno tiene recursos de arma, o sea, puede imponer a través de la fuerza. Seguramente el pueblo fue tomado por sorpresa, entonces no tuvo otra alternativa que someterse a su opresor.
El rey no sólo los oprimió sino que les dio una orden a las parteras diciendo que matasen a todos los niños varones. Obviamente esto se hizo con el simple hecho de impedir que el pueblo siguiera creciendo. La orden de matar sólo a los varones es entendible porque en aquella época, la influencia femenina en la sociedad era muchísimo menor que la de hoy en día. En realidad no tenía ninguna proyección social, por eso lo importante era matar a los niños, pues así, los hombres irían envejeciendo y por ende, la fuerza del pueblo.

Moisés en la historia

Creo que todos conocemos la historia del niño que fue puesto en una arquilla de juncos y fue encontrado por la hija de faraón. Ésta le puso por nombre Moisés (porque fue sacado de las aguas. Ex. 2:10). Gracias a la astucia de Miriam, hermana del niño éste fue criado en el propio hogar en que nació, luego fue instruido en el palacio real.
Siendo Moisés ya grande (luego de que defendiera a un israelita maltratado matando a un egipcio) viendo a dos personas que peleaban quiso separarlos. Pero estos le sacaron en cara el homicidio, por esta razón huyó. Fue a parar al desierto de Madián, desierto en la península del Sinaí donde conoció a su esposa Séfora.
El pueblo de Israel clamó al señor y el Señor estuvo listo para libertarlo. Para esto llamó a Moisés.

El mandato de Dios

En Horeb, Moisés tuvo la visión de la zarza ardiente. En ese lugar Dios tuvo que convencer a éste hombre de que él podría y sería el instrumento de liberación para el pueblo. Pero este varón tenía miedo y confesaba ser un tartamudo, por eso el Señor le puso de ayuda a Aarón, sacerdote y hermano de Moisés. Ahora Moisés podía dirigir mientras Aarón llevaba la palabra, digamos que era el portavoz. Por eso es muy importante someternos a la distribución de responsabilidades para poder ejecutar las órdenes del Señor. 
Este varón Moisés, hubiese sido el idóneo para la obra; conocía todas las tradiciones hebreas, siendo que era hijo de hebreos y fue criado por su propia madre, pero fue educado también en las costumbres y ciencias egipcias como hijo adoptivo de la hija de Faraón. Sabía muy bien como eran las cosas dentro del palacio, y es más, tenía libertad de llegar ante la presencia de faraón y a la vez se podía entender con el pueblo. Moisés era inteligente y entendido, una cabeza pensante y un hombre excepcionalmente virtuoso, pero sin embargo no era completo ni autosuficiente, reconoció a pesar de toda su persona que necesitaba ayuda. Necesita de Aarón.

Las plagas

Después de esto sigue una serie de plagas que están descritas en los capítulos 7-12 de Éxodo, a éstas plagas se les suma un milagro que les antecede.
Además de ser llamadas «maravillas» las intervenciones de Dios en Egipto se denominan comúnmente «plagas», a causa del verbo hebreo que describe estas acciones: Yo golpearé (7:17) y Yo castigaré (8:2). Ello subraya el juicio a que Dios los somete. Muchas de las plagas están dirigidas tanto contra los dioses como contra los mismos egipcios. Con cada plaga Dios demuestra que los distintos dioses egipcios no tienen poder y están siendo castigados
 Veamos cuales son:

Milagro
Vara convertida en serpiente*
Plagas
Agua convertida en sangre*
Algunos creen que esto significa que el Nilo estaba contaminado por una capa de fino polvo rojo que Dios había traído con la subida de las aguas del río. Pero es más probable que el texto indique que las aguas del Nilo se volvieron sangre.
Ranas
Las ranas estaban asociadas a una diosa egipcia que ayudaba a las mujeres en el parto. Esta inusitada plaga demuestra que Jehová se había hecho sentir en todo el país.
Piojos
Esto pudo haber sido una plaga de garrapatas, piojos o mosquitos, todos los cuales se multiplicaban en el clima seco y caliente de Egipto.
Moscas
Una gran cantidad de moscas interrumpió el curso normal de la vida. Era imposible realizar cualquier actividad en el exterior de las viviendas.
Plaga en el ganado
Para los egipcios sacrificar una vaca era abominación, debido a que consideraban sagrado a ese animal.
Úlceras
Una enfermedad que producía erupciones y llagas en la piel
Granizo
La tormenta de granizo constituía un milagro, porque Egipto era un país donde prácticamente no llovía, y rara vez caía granizo. Aun así, Dios hizo más severo y destructivo ese fenómeno natural. El granizo pudo haber representado un ataque contra dos dioses egipcios: Isis, la diosa de la vida, y Seth, el protector de las cosechas.
Langostas
La langosta vino y se comió lo que quedó de las cosechas tras el paso de la tormenta de granizo, poniendo en peligro la supervivencia de la gente. De esa manera continuaba el ataque divino sobre Isis y Seth.
Tinieblas
El oscurecimiento del sol tenía un doble efecto. Primero, así demostraba Dios su poder sobre el sol, el más potente símbolo religioso de Egipto. Segundo, ello constituía un ataque frontal contra el mismo Faraón, ya que a éste se le consideraba la encarnación de Amón-Ra, el dios sol.
Muerte de los primogénitos
La visitación final demostró que Dios no solamente seguía controlando las fuerzas de la naturaleza, sino también de la vida y la muerte. El mismo Jehová trae la plaga. Ello demostraba que el Dios hebreo era mayor que Osiris, el dios egipcio dador de la vida.


*NOTA: Satanás imita el poder de Dios pero nunca lo iguala (Ex. 7:11,22).

Estos son los efectos de cada plaga en el corazón de Faraón
La plaga                                                                         Sus efectos
Sangre
El corazón de Faraón se endureció
Ranas
Faraón pide perdón, promete libertad al pueblo, pero endureció su corazón.
Piojos
Faraón se endurece.
moscas
Faraón transa, pero se endurece.
Enfermedad del ganado
Faraón se endureció
Úlceras
Faraón se endureció
Granizo
Faraón pide perdón, promete libertad, pero se endurece.
Tinieblas
Faraón transa, pero se endurece.
Muerte de los primogénitos
Faraón y su pueblo ruegan a Israel que abandone Egipto.
















Dios multiplica sus señales y prodigios en la tierra de Egipto, de manera que los egipcios sepan que Él es el Señor.  Todas las plagas eran exteriores excepto la última que hirió al propio corazón de Egipto.

Contrastes

Señalando este contraste vemos cómo los magos de Egipto pudieron realizar las mismas cosas que Moisés pero luego ya no pudieron sino que dijeron “esto es dedo de Dios” (Ex. 8:19). El poder de Satanás es limitado, puede hacer milagros y tratar de convencer a las personas de su poder pero esta destinado a perder ante la majestuosidad de Dios.
Muchas veces se menciona que faraón endureció su corazón para no oírlos. Pero la pregunta es ¿fue Faraón quien endurecía su corazón o fue Dios quien lo hizo? La respuesta es fácil, yo puedo endurecer el corazón de mi vecino con mi actitud o con las cosas que hago. Aquí el Faraón por causa de su enojo su corazón se endurecía al ver lo que Dios hacia.

El cruce del Mar Rojo

Luego de estos acontecimientos no hubo más remedio que dejar salir al pueblo. Se les dice a los hebreos que pidan a los egipcios los objetos de valor que posean. Esto humilló aún más a Faraón y a sus dioses, que se suponía velaban por los egipcios. Pero a pesar de haberlo dejado ir, faraón se arrepintió y salió a perseguirlos. Aquí es donde comienza el paso del Mar Rojo. Este es uno de los incidentes más referidos en la Biblia, si miramos en los libros posteriores ya sean históricos, poéticos o proféticos, encontramos que muchas veces se hace referencia a este acontecimiento. Fijémonos que los milagros no suceden a cada rato, ni son hechos por cualquier persona, pero cuando suceden causan asombro. Veamos qué dice Gedeón en jueces 6:13:

Y Gedeón le respondió: Ah, señor mío, si Jehová está con nosotros, ¿por qué nos ha sobrevenido todo esto? ¿Y dónde están todas sus maravillas, que nuestros padres nos han contado, diciendo: ¿No nos sacó Jehová de Egipto?...
Desde el capitulo 12-20 encontramos la historia del pueblo yendo hacia el Sinaí.

Los puntos principales en estos capítulos son:
1-      La pascua
2-      El paso del Mar Rojo
3-      La nube y la columna de fuego: constituían manifestaciones de la presencia guiadora de Dios
4-      El agua de la roca
5-    El maná del cielo: Término hebreo dado por los israelitas a este tipo de pan que significa ¿qué es esto? El maná nutrió a la gente y los mantuvo durante cuarenta años. Como tal, era un símbolo de Cristo.
6-      La lucha contra los amalecitas: Los amalecitas eran una tribu nómada que vivía en la región árida situada entre Egipto y Canaán.
7-      Creación de las leyes

Todos estos eventos ocurren en el itinerario (dirección y descripción del camino) de: Sucot, Pi-hahirot, Mara, Refidím y Sinaí. Se dice que antes de que exista el canal de Suez, el Mar Rojo llegaba más al norte, o sea que el paso fue por la parte más estrecha. De todos modos eso no anula el milagro.
El Éxodo de Egipto

Luego de haber pasado el Mar Rojo Israel anduvo caminando por una región desierta. Los lugares nombrados anteriormente en su mayoría eran oasis, la nube era la que los guiaba a cada uno de esos puntos.
Una enseñanza clave aquí es que Dios no sólo liberta, sino que también dirige y sustenta. Y cuando los enemigos atacan nos brinda protección.
Moisés en lo alto del monte ora, Aarón y Ur le sostienen sus manos en alto, Josué en el frente de batalla y los amalecitas son vencidos. Así culmina su viaje en el desierto del Sinaí, donde reciben la ley.

Institución de la pascua

Ahora vamos a hacer mención especifica de la pascua y La importancia de los sacrificios de sangre.

La sangre En el libro de Éxodo pone de manifiesto una más amplia comprensión de la importancia de los sacrificios de sangre. El sacrificio es percibido como el medio de liberación para el individuo, la familia y la nación. La sangre de los animales para los sacrificios era usada regularmente como ofrenda para los pecados, así como para consagrar los instrumentos de adoración (20:24). Se le llama por vez primera «la sangre del pacto» en 24:5–8. En el pacto con Moisés y en el sacerdocio levítico encontramos la más detallada administración de la sangre de los sacrificios. El significado del papel de la sangre apunta aquí hacia la sangre de Cristo y su aplicación para nuestra redención, justificación y santificación (He. 9:14).

Pascua

1-       Es la fiesta principal de los judíos
2-       La primera pascua se hizo en el día que salieron de Egipto
3-       Consiste en el ofrecimiento de un cordero de un año sin defectos, ni manchas ¿por qué? En el día de la liberación se puso en la puerta una marca de sangre, todo esto representaba como símbolo al Mesías venidero que iba a ser sacrificado por nuestros pecados y a través de su sangre seriamos salvos.

Esta marca de sangre es una señal para que el ángel de la muerte no matara a los primogénitos de los israelitas. Como ya dijimos la sangre es señal de liberación, de redención, de protección de Dios. También se come pan sin levadura, el pan leudado exigía espera y no se podía perder tiempo, de allí el pan sin levadura. Entonces vamos a repasar: la pascua es la fiesta en que se toman los elementos simbólicos de la liberación en la cual el pueblo recuerda con gratitud la gran bendición de Dios. Por esto mismo Jesús cambió o transformó la pascua en santa cena. Estos son dos temas paralelos, así como Israel se vio libre de la esclavitud egipcia, así la iglesia se ve libre de la esclavitud del pecado.
Jesucristo fue sacrificado para nuestra liberación, es además nuestro pan espiritual simbolizado en lo material. Es expresión de confianza en la providencia redentora.

Éxodo 21-40
Los últimos capítulos de éxodo y el libro de levítico hablan de los acontecimientos en el monte Sinaí.
Israel en el Monte Sinaí
Desde el capitulo 21 al 35 ya no hablamos del viaje del pueblo, ahora hablamos del pueblo en el Monte Sinaí y de los eventos que ahí ocurrieron, eso pasó cuando la ley fue dada.
La Biblia dice que Dios descendió e hizo sentir su presencia por medio de fenómenos de la naturaleza. El pueblo con temor pidió a Moisés que se entrevistara con Dios porque él (el pueblo) no podía hacerlo (Ex. 19). Esto marca el fin del Éxodo y marca la etapa donde la ley es dada. Vemos aquí que el pueblo reconoció y confesó que no podía soportar la gloria imponente de un ser superior (Ex. 20:18, 19). Después en los capítulos 20-23 encontramos algo así como un resumen de la ley. Vemos también que en los capítulos finales de Éxodo encontramos también algunos aspectos legales, moisés sube al monte y recibe las tablas que Dios le da. Cuando al fin desciende del monte, encuentra a un pueblo haciendo fiesta, erróneamente guiado por Aarón (su hermano). Luego de romper las tablas de la ley, vuelve a la cumbre del monte y recibe nuevas tablas y así, regresa con las instrucciones de Dios:

·         La descripción del tabernáculo.
·         El sistema de culto que debía establecer.
·         Todas las actividades religiosas que debían realizarse.

Aquí se ve claramente que este pueblo fue escogido por Dios para traer al mundo un mensaje religioso, por Ej.:
1-      Los griegos: Ellos le dieron al mundo el arte y la filosofía.
2-      Los Romanos: Estos le dieron al mundo el derecho y la fuerza. El ejercito y las leyes de Roma son tenidas como modelos aun en el mundo de hoy.
3-      Los Judíos: Este pueblo pequeño dio al mundo la noción de que Dios es uno y que él es el Señor; de este pueblo vino Jesucristo, Judío, que introdujo al mundo la religión verdadera.


Dios instruye al pueblo
Después de haber formado al pueblo por circunstancias especiales, Dios se encarga de su instrucción. Así es como le proveyó Protección, alimento y dirección:

1-      Lo reprende.
2-      Lo corrige.
3-      Lo castiga.
4-      Lo alimenta.

El punto central de la religiosidad del pueblo es el tabernáculo. Los capítulos restantes de Éxodo describen como se hizo el tabernáculo o mejor dicho, cómo se debía hacer. Éste era una figura del templo futuro. Más tarde vamos a estudiar el templo al tratar a Salomón, el cual tipifica la gran realidad de la venida de Cristo. La instrucción que Dios da a su pueblo prevé un acontecimiento futuro y simboliza grandes realidades espirituales, esto lo veremos también en Hebreos. Volviendo al Éxodo, tenemos desde el capitulo 35 hasta el final de Levítico una enumeración de las leyes de Dios dadas por medio de Moisés. Aclaramos que todas las leyes son de Dios, porque él las estableció, pero se dice que es de Moisés porque Dios la comunicó a trabes de él. Es para cuestionar a los que dicen que hay leyes de Dios (las que están en las tablas) y las leyes de Moisés (las que están fuera de las tablas). Pero sabemos desde ya que dentro o fuera, todas las leyes son de Dios en procedencia y autoridad y de Moisés como su instrumento.

El tabernáculo de reunión

La palabra española tabernáculo procede del latín (tabernaculum) que significa “tienda”. La palabra hebrea (mishkan) quiere decir literalmente “el lugar de la morada”.

Los capítulos 35-40 de Éxodo contienen del mismo; cómo era, qué tamaño tenía, y qué contenía. Éste era de madera y cubierto de paño (trozo de tela), se dividía en dos partes, una siempre estaba cerrada y allí sólo entraba el sumo sacerdote una vez al año. En la otra parte entraban continuamente los sacerdotes. Fuera del tabernáculo estaba el altar para las ofrendas más comunes. El patio estaba todo cerrado y alrededor una serie de tiendas o carpas para refugio de las doce tribus. La tribu de Leví era la única que se ocupaba del cuidado del mismo y sus pertenencias. En Éxodo 40:16 vemos que la obediencia fue bendecida por la presencia de Dios; de día una nube y de noche el fuego. Veamos algunos significados de los muebles del tabernáculo:

SIMBOLISMOS DEL TABERNÁCULO
El arca del pacto
Simboliza la justicia y la presencia de Dios.
Dt. 10:1-5
Ex. 25:22
El altar del holocausto
Simboliza la cruz del calvario lugar donde fue crucificado Jesús.
He. 9:12-14
El altar del incienso
Representa la intercesión de Cristo en la gloria.
He. 7:25; 9:24
Ro. 8:34
El candelero de oro
Representa a Cristo como la luz del mundo.
Jn. 8:12
Mt. 5:14-16
Las copas, los brazos y la flor

Estaban exquisitamente decorados. La lámpara iluminaba el interior del lugar sagrado, pero también era una obra de arte por derecho propio, que representaba el gusto de Dios por las artes.
Ex. 25.33-36
La mesa para el pan y el pan
La mesa representa al mundo y el pan a Cristo el pan de vida que vino al mundo.
Jn. 6:35
El lavacro
Representa la purificación y el comienzo de la santificación.
He. 10:19, 22
La ofrenda de paz
Simboliza a Cristo que al morir en la cruz hizo posible la paz entre Dios y el hombre pecador.
Col. 1:20
La ofrenda de harina que había sido (desecha) molida
Nos habla de una vida íntegra que se entrega completamente para ser molida. Para eso es necesario la negación de sí mismo (la molienda).
Is. 53:5
La ofrenda de vino
Representa la sangre de Cristo que nos limpia, nos lava y nos cubre.
Mt. 9:17
Ap. 1:5
La ofrenda de aceite
Simboliza la unción del Espíritu Santo, su cobertura.
Lc. 10:34

Comparaciones

1-       El peregrinaje de Israel en contraste con la vida cristiana.
2-       La esclavitud en Egipto se compara a la esclavitud del pecado.
3-       Moisés como libertador, un contraste con Jesucristo.
4-       El éxodo. Un tipo del abandono de la vida de pecado.
5-       La persecución de Israel por parte de Faraón, representa las  fuerzas del mal que persiguen a los creyentes.
6-       La columna de nube y de fuego significa la constante presencia de Dios con los creyentes.
7-       El cántico de Moisés. Un tipo de los cánticos de la iglesia.