Entre Génesis y Éxodo - lección 4

Lección 4
ENTRE GÉNESIS Y ÉXODO
(La transición)

Ahora vamos a ver el lapso de tiempo que hubo entre Génesis y Éxodo.
En el final de Génesis encontramos una familia y al principio de Éxodo encontramos un pueblo.
El gráfico nos muestra una serie de datos que ayudan a diferenciar esas dos fases de la historia de Israel. El intervalo es de cuatrocientos años (en números redondos). Usted lee la Biblia y cuando llega al final de Génesis simplemente cambia de pagina y se encuentra con el comienzo de éxodo y prácticamente se suele ignorar la historia intermedia entre libro y libro. Es importante tener en cuenta el lapso de tiempo para que sus pensamientos puedan avanzar, sino nunca captará la importancia de la transición.

Transición de Génesis a Éxodo
Una familia
(protegido de Faraón [Gosén])
Comprende que no está en su propia tierra
(Gn. 49:29; 50:13,24)
Comprende que no ha de volver a Canaán
(Gn. 49. Las bendiciones v1)
Comprende que sólo Dios podrá realizar eso
(Gn. 50:19,24)
400 años

Un pueblo (perseguido de Faraón [ladrillos])
Fase de crecimiento (Ex. 1:9)
Fase de disciplina (Ex. 1:13)
Fase de reacción (Ex. 2:23)

La familia convertida en pueblo

Génesis 46:26 dice que son setenta personas, para nosotros es una familia bastante grande pero en aquel tiempo era una familia normal. En Éxodo 12:37 se nombra a seiscientos mil de a pie y eso sólo los varones. Era bastante gente. He allí el contraste. Antes, una familia protegida de Faraón en una tierra privilegiada. Después de la transición un pueblo perseguido por Faraón, fabricando ladrillos como esclavos.

La familia cuando estaba protegida por Egipto, no veía la situación como definitiva, ellos sabían que Egipto no era su tierra. Gosén, una tierra muy buena y fértil no era su nación. Siendo Jacob ya viejo expresa su anhelo de ser enterrado en Canaán donde estaba enterrada su mujer. Había algo en su corazón que después de su muerte sus descendientes iban a regresar y sus restos serian llevados hasta el lugar donde estaban los restos de su amada Raquel (Gn. 50:13).
La tierra de Canaán era la esperanza de Israel ¡Cómo no iba de serlo si era la “tierra de la promesa”! José se expresó de la misma manera y con convicción dijo a sus hermanos: “yo voy a morir, mas Dios ciertamente os visitará”… (Gn. 50:24). Entonces vemos claramente que los pensamientos de esta familia eran que no estaban en su tierra y que patria era Canaán.
Dios iba a liberar aquella tierra, los habitantes de Canaán (cananeos) serian expulsados, Dios estaba esperando solamente a que se llenara la copa de su ira. Esta es la idea que se capta a tevés de varias referencias en todo el capítulo 49. Nosotros vamos a ver como la copa de la ira de Dios se va llenando con respecto de los cananeos y cómo él usó a los israelitas para castigarlos. Dios iba a hacer que los hijos de Jacob retornasen a “la tierra de los padres”. O sea, esto no es un expediente político, ni tampoco la esperanza de un poder militar. Este pueblo no podía tener ninguna pretensión basada en sí mismo.
Dios ciertamente os visitará… qué hubiera pasado si muchos de los descendientes de Jacob y de José, conociendo estas palabras hubiesen dudado y tal vez a decir: ya han pasado tantos años, un siglo… dos siglos… tres siglos… dios se olvidó de nosotros. Pero fíjense que aun había fe y esperanza.

Opresión y liberación

En el pasaje de Éxodo 1:9 vemos que el pueblo de Israel se multiplicaba de tal manera que asustaba al Faraón entonces fue importante para él quitarle los privilegios, fue cuando vino el periodo de opresión, es decir, la fase de la disciplina que se registra en Éxodo 1:13.
A pesar de todo, Israel se acordaba de la promesa hecha a los padres, aun había quien creyese. Éxodo 2:24, 25 dice:

Y oyó Dios el gemido de ellos, y se acordó de su pacto con Abraham, Isaac y Jacob. Y miró Dios a los hijos de Israel, y los reconoció Dios.

La palabra “reconocer” aplicada a Dios significa mucho más de lo que es para nosotros, pues nosotros apenas conocemos pero Dios cuando conoce actúa.

El tiempo transcurrido

Hay dos textos que nos dan una noción del lapso de tiempo. Éxodo 12:40:

                                 El tiempo que los hijos de Israel habitaron en Egipto fue cuatrocientos treinta años.
Gálatas 3:17 dice:

Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios para con Cristo, la ley que vino cuatrocientos treinta años después, no lo abroga, para invalidar la promesa.

Este pasaje escrito por el apóstol Pablo a los gálatas dice que no son cuatrocientos años, sino cuatrocientos treinta al igual que el pasaje de Éxodo. Pero ¿por qué dice Génesis 15:13 cuando dios le habla a Abraham diciéndole acerca de cuatrocientos años? ¿Se contradice la Biblia o Dios se equivocó? Veamos, la Biblia muchas veces utiliza números redondos al igual que nosotros. Por eso aparece cuatrocientos o cuatrocientos treinta, también podría haber dicho cuatrocientos años y medio, la verdad no implica tanta importancia, es lo mismo uno y otro.
Entonces podemos decir que Israel quedó en Egipto unos cuatro siglos.
Una familia de setenta personas paso a ser un pueblo numeroso y eso despertó la reacción de los egipcios (Ex. 12:40). Ahora ¿cómo fue posible que el pueblo pudiera mantenerse? Como vemos, Israel estaba al margen de Egipto pero garantizado por los mismos egipcios en la tierra de Gosén; ahí el pueblo se desarrolló y también creció. Pero un día, un cambio de dinastía hizo que todo cambiara.
Antiguamente el poder pasaba de padre a hijo y eso fue transmitido hasta que hubo una revolución que alteró esa situación, o sea, un cambio de poder sacó a la antigua familia del gobierno. Dice la Biblia que se levantó un rey que no conocía a José y parece extraño que no conozcan a semejante persona y que no supiera quién era José. Pero es explicable y entendible que la nueva dinastía no tenía interés en revivir y proclamar glorias de gobiernos pasados, ni mucho menos la de un extranjero. A decir verdad Israel constituía un peligro para la seguridad egipcia.

Moisés

Es aquí cuando surge Moisés el gran líder. La vida de éste también puede dividirse en tres fases o partes, las cuales son cada una de cuarenta años. Veamos lo que dice la Biblia en hechos 7:23,30,36, notemos estos tres versículos que nos dan una idea acerca de la vida de este hombre:

1-      Moisés en la corte (v 23): “Cuando hubo cumplido la edad de cuarenta años, le vino al corazón el visitar a sus hermanos, los hijos de Israel…”. Una preparación de acuerdo a la cultura de los egipcios, era como hijo de la hija de Faraón, fue educado según la ciencia de los egipcios.
2-      Moisés en el desierto (v 30):Pasados cuarenta años, un ángel se le apareció en el desierto del monte Sinaí, en la llama de fuego de una zarza…”.  Otros cuarenta años más pero aquí Moisés vivió una vida diferente. De un momento a otro fue a parar del palacio, los lujos y todo lo que eso implicaba, al desierto a vivir como pastor. No podemos imaginar lo difícil que fue adaptarse a tal cambio de vida ¿de dónde se saca agua en el desierto y como se consigue alimento sin sirvientes? Es seguro y cierto que aprendió a fuerzas a trabajar con sus propias manos. A esto le llamamos la dura escuela de la vida (desierto). Pero si no hubiese aprendido en ella, jamás hubiera podido dirigir al pueblo. Si hubiese salido del palacio todo lleno de sí mismo para guiar al pueblo no lo hubiera soportado ni una semana, pero lo hizo ¿por qué? Porque estaba bien preparado para hacerlo.
3-      Moisés en las manos de Dios (v 36): "Este los sacó, habiendo hecho prodigios y señales en tierra de Egipto,  y en el Mar Rojo,  y en el desierto por cuarenta años”. Llegó finalmente donde Dios lo quería. Los últimos cuarenta años de su vida conduciendo a Israel por el desierto.

Es notorio que Dios prepara a un hombre ochenta años para usarlo cuarenta ¿cuál es la enseñanza?
Dios no tiene apuro, quiere que estemos bien preparados para lo que tenemos que hacer.

Vida de Moisés
1ª fase: Éxodo capitulo 1 y la mitad del 2
2ª fase: la mitad del capitulo 2
3ª fase: está narrada en todo el resto del pentateuco, esto alrededor de ciento treinta capítulos.

Conclusión
Dios usa provechosamente a una persona bien preparada.