DESPEJANDO NUESTRA MENTE

Versiculo base SAN LUCAS 10:41

Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas.

Tanto en la adoración, o la alabanza o también al estudiar y/o escuchar la Palabra de Dios, pero por sobre todo, mucho más en la oración, es más que necesario "despejar la mente". La mente es crucial porque es el elemento más importante de todas las cosas que hacemos en la vida. La Biblia enseña que el corazón es engañoso, pero no dice nada de la mente. Porque la mente es la que razona, la que piensa, la que utiliza los sentidos para nuestro beneficio. Sin la mente seriamos simples animales.

1- HACER LO QUE HAY QUE HACER

a. Todas las cosas de la vida requieren tiempo para hacerlas, lavar, trabajar, cocinar, estudiar, etc. Eso significa que en todo momento estamos llenos de ocupaciones, responsabilidades, preocupaciones y necesidades. Nuestra mente entiende eso, y va ocupándose una a una de las cosas que se requieren. por ejemplo: si usted está estudiando, no puede pensar en su familia, si esta hablando con alguien, no está pensando en sus problemas, de lo contrario estaría ignorando a la otra persona que habla con usted.

 b. Entendemos de esta manera que la obra de Dios es una vida paralela a nuestra vida normal diaria. Es una vida que está ligada a la nuestra constantemente. Lo que quiero decir con esto es que, la palabra adorador no significa estar cantando canciones lentas las 24 hs. del día, ni tampoco estamos orando o pensando en Dios en todo momento. Es imposible pensar en dos cosas distintas al mismo tiempo, porque siempre dejas una para dedicarte a la otra. Entonces entendemos que la palabra adorador significa "vivir una vida constante conforme al corazón y voluntad de Dios".
Entonces hagamos lo que hagamos, automáticamente actuamos conforme a Dios porque ya lo tenemos sin necesidad de pensarlo, implantado en el alma.

c. Al tener ocupaciones nos despojamos automaticamente de todo nuestro alrededor para hacer lo que hay que hacer, de otro forma no estaríamos concentrados en nuestros quehaceres.

d. Podemos estar estudiando, trabajando, haciendo deporte o simplemente teniendo tiempo libre sin dejar de actuar como adoradores.

e. En fin, no estamos las 24 hs. del día orando, ni tampoco trabajando o descansando, pero sí estamos las 24 hs. del día viviendo como Dios quiere y pensado como Dios quiere sin importar la ocupación. (ROMANOS 8:5)

Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu.

2- EL AFÁN ROBA LA ADORACIÓN (PROVERBIOS 16:3)

a- Estar afanado no es otra cosa más que estar cargando nuestros pensamientos con pesadez, eso no deja que haya paz en lo que uno hace.
* por eso Marta perdió la Paz y se enojó con maría. María se tomó su tiempo para hacer lo más importante en su vida, dejando de lado todo lo demás, como diciendo: "al rato hago el quehacer".

b. es una necesidad despojarnos de todo afán antes de arrodillarnos a orar, antes de llegar a la iglesia, antes de estudiar La Biblia, de lo contrario, nuestros pensamientos no dejarán que recibamos la bendición de Dios.

c. Para eso es necesario confiar en Dios y saber que él carga nuestras aflicciones y necesidades.
(SALMO 55:22)

Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo.

d. En la vida hay tiempo para todo y siempre debemos aprovechar esos momentos para hacer lo que nos toca, ya sea en lo secular o ministerial. (ECLESIASTÉS 3:1).

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.

3- DIOS BUSCA GENTE QUE SABE DESPOJARSE DE SÍ MISMA (HEBREOS 12:1)

a. La adoración es un concepto de vida y la persona que no vive bajo éste mismo no puede orar con libertad porque su mente está ocupada en cosas vanas.
                                             "Dime cuánto oras y te diré quién eres".

b. El que no tiene la mente libre en el momento de la oración, no puede entrar en la presencia de Dios, porque su mente no está concentrada.

c. El pecado es el mayor estorbo en la oración, porque cautiva los pensamientos y corrompe la conciencia, la única forma de quitar ese estorbo es el arrepentimiento genuino.

d. Nuestro ministerio en la iglesia también puede llegar a ser un estorbo. Hay muchos hermanos que están tan motivados por el profesionalismo y la ética que empiezan a descuidar su fuego espiritual.

e. Cuando la oración no fluye por sí misma cansa demasiado y provoca aburrimiento, eso genera distracción.

f. La mente es el factor principal de todo lo que hacemos.

CONCLUSIÓN 
(MATEO 6: 5,6)

Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.
 Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

Siembra un pensamiento y cosecharás una acción. Todo lo que hagas en tu interior, tarde o temprano lo harás en tu exterior.
En fin, Concéntrate en la oración y te convertirás en lo que Dios quiere.




_______________________________________________________________________---
Más recursos cristo tu y yo