La palabra seol


La palabra "Seol" proviene del hebreo y el vocablo "Hades", del griego. Ambos significan exactamente lo mismo: "Lugar donde moran los espíritus que se han separado de sus cuerpos a consecuencia de la muerte física" No es la morada eterna de ellos





A = DESTINO DE LOS PECADORES. (Lugar de tormento).

Nm.16:30 y 33 (Los que pecaron y se levantaron contra Moisés, Dios los hizo descender vivos al Seol).

Sl.9:17 "Los malos serán trasladados al Seol".

Job 24:18/19 "Así también el Seol a los pecadores".

Sl.55:15 "Desciendan vivos al Seol, porque hay maldades en sus moradas".

Pr.7:27 "(La ramera) camino al Seol es su casa".



B = DESTINO DE LOS CREYENTES DE LA ANTIGUA DISPENSACIÓN (Antes de la resurrección del Señor Jesucristo).

Lugar de consuelo - Seno de Abraham - Paraíso

Gn.37:35 -Jacob

Is.38:10 -Rey Ezequías

Sl.16:10 -David

Lc.16:22/23 -Lázaro

Lc.23:43 -El ladrón arrepentido y Jesús (Hch.2:31).



El Hades tenía dos secciones muy diferentes. El Señor lo describe de una forma muy precisa en la historia del Rico y Lázaro de Lc.16. Digo historia, porque no creo que sea una parábola, debido a que no se encuadra dentro de los parámetros de estas.
Los creyentes del Antiguo Testamento miraban el Seol con temor y esperaban salir de allí un día. Creían en la resurrección del cuerpo.

Dn.12:2 "Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua".

Job 19:25 "Yo sé que mi Redentor vive, y al fin se levantará sobre el polvo; y después de deshecha esta mi piel, en mi carne he de ver a Dios".

Sl.16:10 "No dejarás mi alma en el Seol".

Sl.49:15 "Dios redimirá mi vida del poder del Seol, porque Él me tomará consigo".

El Señor luego de morir en la cruz, descendió al Hades, al lugar de consuelo, Paraíso o como también se le denomina, Seno de Abraham, para proclamar allí que la obra de la expiación había sido consumada, y sacar a los creyentes del Antiguo Testamento que habían muerto en la fe y obras de sacrificios que solamente eran figuras del verdadero.

Hch.2:31 "habló de la resurrección de Cristo, que su alma no fue dejada en el Hades".

Lc. 23:43 (Jesús le prometió en la cruz al ladrón que moría arrepentido) "De cierto te digo que HOY estarás conmigo en el paraíso".

Ef.4:7/9 Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad...y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra?".
Testificó personalmente que la obra redentora que anunciaban los sacrificios de animales en la antigüedad, había sido consumada por el verdadero Cordero de Dios.
Llevó cautiva la cautividad de los santos del Antiguo Testamento que hasta entonces estaban en el HADES, en la parte correspondiente al Seno de Abraham (Lc.16:19/31). Como le indicó al ladrón arrepentido en la cruz, quién fue el último en llegar a ese lugar, al paraíso.

Luego de satisfacer la justicia de Dios que demandaba que, la paga del pecado es muerte y sin derramamiento de sangre no hay remisión de pecados; cuando hubo testificado personalmente de los triunfos de la Cruz, de su victoria sobre aquel que tenía el imperio de la muerte, llevó a todos aquellos que se encontraban en el lugar de Lázaro con Abraham en el Hades, hasta la mismísima presencia de Dios.

Desde entonces el HADES ha sido lugar exclusivo de la morada de los espíritus de los pecadores que aguardan su juicio final. Después de la cruz de Cristo es sinónimo de INFIERNO.

Ap.20:13/15 "la muerte y el HADES entregaron los muertos...y la muerte y el HADES fueron lanzados al lago de fuego".
La doctrina del Nuevo Testamento para las almas de los redimidos, es que al morir no van al Hades, sino para estar con Cristo en la gloria quien está sentado a la diestra de Dios Padre en el cielo.

Jn.14:2/3 "voy, pues, a preparar lugar para vosotros...para que donde yo estoy, vosotros también estéis".

Jn.17:24 "Padre...quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo".

2Cor.5:8 "estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor".

Filp.l:23 "deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor".

mi canal de youtube 
 -----------------------------------------
tomado de  EstudiosMaranatha.com
-----------------------------------

¿Por qué no se perdona la blasfemia contra el Espíritu, acaso no es Dios también?

¿Por qué no se perdona la blasfemia contra el Espíritu, acaso no es Dios también?


Esta es mi conclusión personal. Después de muchas horas de pensar en el asunto no he encontrado otro punto de vista u otros pasajes bíblicos que contradigan esto. ¿qué opinas al respecto? ¿crees que es cierto? ¡comenta!


MATEO 12:31, 32:
Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; mas la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada. A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero.


¿Por qué dice la biblia que la blasfemia (Maldición, difamación, calumnia) contra el Espíritu Santo no será perdonada?
¿Si el Espíritu Santo es Dios en esencia con Jesús y el Padre, qué los hace distintos?
¿Qué enseña la biblia al respecto y por qué contra el hijo y el Padre se perdonan las maldiciones pero contra el Espíritu Santo no? ¿Si Dios es un Dios perdonador y el Espíritu Santo es Dios, por qué no hay perdón?
¿Miente Dios y se contradice la Biblia?

Primero veamos cual fue el detonante de las durísimas palabras de Jesús:

Mateo 12:22-30: Entonces fue traído a él un endemoniado, ciego y mudo; y le sanó, de tal manera que el ciego y mudo veía y hablaba. 23Y toda la gente estaba atónita, y decía: ¿Será éste aquel Hijo de David? 24Mas los fariseos, al oírlo, decían: Este no echa fuera los demonios sino por Beelzebú, príncipe de los demonios. 25Sabiendo Jesús los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma, no permanecerá. 26Y si Satanás echa fuera a Satanás, contra sí mismo está dividido; ¿cómo, pues, permanecerá su reino? 27Y si yo echo fuera los demonios por Beelzebú, ¿por quién los echan vuestros hijos? Por tanto, ellos serán vuestros jueces. 28Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios. 29Porque ¿cómo puede alguno entrar en la casa del hombre fuerte, y saquear sus bienes, si primero no le ata? Y entonces podrá saquear su casa. 30El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama.

Claridad de las escrituras

La biblia es clara con respecto al perdón de Dios. Desde Génesis hasta Apocalipsis se habla del amor, la gracia la misericordia y el perdón divino otorgado inmerecidamente a los hombres por parte de Dios y a través de los cuales alcanzamos salvación por la fe.
Tanto en el antiguo testamento como en el nuevo se enseña que esto es así.

Levítico 6:5: Y el sacerdote hará expiación por él delante de Jehová, y obtendrá perdón de cualquiera de todas las cosas en que suele ofender.
.
 Salmo 130:4: Pero en ti hay perdón, Para que seas reverenciado.

Isaías 55:6: Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.

Daniel 9:9: De Jehová nuestro Dios es el tener misericordia y el perdonar, aunque contra él nos hemos rebelado.

Mateo 9:1,6: Y sucedió que le trajeron un paralítico, tendido sobre una cama; y al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Ten ánimo, hijo; tus pecados te son perdonados…Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados…

1 Juan 1:9: Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

Apocalipsis 7.10: Y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero.

Es claro que en el Antiguo testamento Jehová perdona. En el nuevo testamento Jesucristo perdona, tanto en su encarnación como después de su ascensión. Antes era por medio de ritos, ahora por medio de la fe. Los métodos son distintos, más aun así el fin es el mismo.
El Padre y el hijo tienen potestad para otorgar perdón. La biblia lo recalca en todos lados. Pero en ninguna parte hay evidencia de que el espíritu santo tiene esa potestad de otorgar perdón. La biblia enseña que la facultad o propósito por el cual fue enviado el Espíritu santo es el de consolar a los hombres (dar cariño) y abogar por ellos.

NOTA: parakleto (en referencia al Espíritu Santo) no sólo significa el consolador sino también el abogado.

La Trinidad como la conocemos, aunque en la biblia no existe esta palabra, la concebimos como una interpretación teológica de la divinidad de Dios en sus tres sustancias como una unidad total. La Biblia enseña de la pluralidad de Dios en muchos pasajes.

Isaías 48:16: Acercaos a mí, oíd esto: desde el principio no hablé en secreto; desde que eso se hizo, allí estaba yo; y ahora me envió Jehová el Señor, y su Espíritu.

1 Pedro 1:2: Elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas.

Cada parte de esta trinidad tiene una función diferente en cuanto a su relación con los hombres y su actuar en el mundo, tampoco hay un pasaje explicito que enseñe esto, pero está muy claro a través de todas las Sagradas Escrituras.
Otro enfoque al respecto

Veamos otra manera de tratar de entender esto:

Cuándo oramos ¿lo hacemos “al”  espíritu o “en el” espíritu?
Sólo he encontrado tres pasajes que enseñan esto específicamente:

1 Corintios 14:15: ¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento.

Efesios 6:18: orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu…

Romanos 8:26,27: Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.

Desde aquí nos queda clara la respuesta, que no se enseña bíblicamente a orar “al” Espíritu, aunque es Dios no es su función la de recibir oraciones, sino más bien la de ayudar a los que oran a orar correctamente.
No nos comunicamos con el Espíritu, más bien, lo utilizamos como medio de comunicación con el Padre en el nombre de Jesús.

Entonces entendemos: Oramos al padre, oramos al Hijo, pero no oramos al Espíritu (porque está en nosotros, básicamente en vez dirigir nuestras oraciones hacia el cielo las dirigiríamos hacia nuestro propio interior).

Las funciones de Dios

En poder son iguales, tanto el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo poseen la cualidad de omnisciente, omnipresente y omnipotente. Es decir los tres tienen los tres porque los tres son uno, Dios.
Esto es concerniente a sus atributos divinos, pero si hablamos de funciones son diferentes. Veamos esto:

El Espíritu Santo = consolador, abogado.

Juan 16:7: …porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.
Romanos 8:27: … porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos…

El Hijo encarnado = consolador.

Juan 14:16: Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre.

El hijo ascendido  =  abogado, Juez.

1 Juan 2:1: …y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.

Hechos 10:42, 43: Y nos mandó que predicásemos al pueblo, y testificásemos que él es el que Dios ha puesto por Juez de vivos y muertos. De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados por su nombre.

El Padre = Juez.

Salmo 50:6: Y los cielos declararán su justicia, Porque Dios es el juez.

Hebreos 12:23: …a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos…

A mi parecer, la falta de pasajes bíblicos que digan lo contrario me hace creer que así es. Pero volviendo al punto principal, podemos entender una cosa con respecto a la función de cada persona (o personalidad, esencia, sustancia etc. Sea cual fuere la forma correcta) de la Trinidad.
Y entiendo por obvias razones que sólo un juez puede perdonar (salvar) o condenar a alguien.

En el caso del Espíritu Santo y por el rol que le toca desempeñar según vimos anteriormente para con nosotros, él no vino a esta tierra a perdonar pecados, no hay pasaje que enseñe que como al Padre y al hijo se le de poder de hacerlo. A lo que me refiero con esto (aclarando), es que no significa que no pueda hacerlo en sí (porque es Dios), sino más bien que como ya dijimos, la biblia enseña que su papel en el mundo no es el de perdonar o condenar, sino que es el de traer luz, revelación, guía, consolación, etc.

El Padre = perdona y condena.
El Hijo = perdona, condena e intercede.
El Espíritu Santo = Consuela e intercede.

Esto se oye un poco tosco u extremo, pero no es así, las escrituras son directas y puntuales en cuanto a éste asunto.

Conclusión

Llegando al final de este tema muy interesante, en lo que respecta a mí personalmente entiendo que cuando alguien maldice a Jesús, él en su rol de juez puede perdonar.
Cuando alguien maldice al Padre, él en su rol de juez puede perdonar.
Pero cuando alguien blasfema (maldice, calumnia, difama, etc.) al espíritu santo, él en su rol de abogado no puede otorgar perdón.
Dios no niega su Palabra, tampoco la tuerce, lo que ya está escrito y establecido así será por la eternidad.

E-Mail: cristotuyyo@gmail.com
Facebook: Rolando Javier Quintana (Watypunks)
Blog: cristotuyyo.blogspot.mx (sermones y enseñanzas)

Gracias por tomarte el tiempo de leer esto.


Preguntas y respuestas 2

Pregunta de alberto de México

alberto: ¿Q opinas de génesis 2 el ultimo versículo, Y comparalo cuando se ven desnudos y les da pena?

Rolando Quintana: Que no habia pecado o a que te refieres?

alberTo: Lo q c me hace curioso es q si estaban desnudos Como es que Dios les dice: ¿quien te dijo q te esbas desnudo?

Rolando Quintana: Ellos lo descubrieron.

to: Si.

Rolando Quintana: Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.
Génesis 3:7
¿Y Que sacaste?

alberto: E estado pensando en eso.

Rolando Quintana: A ver

alberto: Dice q adan y eva estavan desnudos y El ultimo del capitulo 2 dice y no c avergonzaban, Entonces si les fueron abiertos los ojos a los dos no c para que c solprendian si lla sabian q andavan desnudos, Pienso que el pecado iso que sintieran verguenza.

Rolando Quintana: Ellos no sabían que eran diferentes.

alberto: Si c me hace mas logico.

Rolando Quintana: Ellos eran inocentes puros, No veían diferencia Porque veían todo con ojos espirituales.

alberto: Crees q x eso hoy en dia kieran destruir la inocencia de los pekes pues ellos No tienen malicia.

Rolando Quintana: En realidad lo correcto seria decir ellos conocieron la carne.
 Porque se murió su espíritu. Y Sí claro.

alberto: Entonces lo q vemos haciendo es pekes practicando cosas de adultos, ¿Me explico?

Rolando Quintana: Sí, Desarrollan su sexualidad a edad temprana Y los padres son parte de eso.

alberto: Si si.

Rolando Quintana: Porque se ven graciositos Y hacen reir.

alberto: ¿Crees q inconscientemente destruya su lado espiritual A la larga?

Rolando Quintana: Si claro, Los contamina.

alberto: Xq eso le paso a adan Al no comer y su mujer si, Ella no vio q al poco rato moriría su espíritu hasta q desobedeció adan.

Rolando Quintana: Ella no recibió el pecado porque adan era el protector, ella no vio su desnudes hasta que comió adan. o sea para que el pecado destruya la humanidad necesitaba entrar en adan. Si adan no hubiera comido ella hubiera sido restaurada por la obediencia de él.

alberto: Oooo Como sacaste eso?

Rolando Quintana: Se me ocurrió.

alberto: Crees q es igual en el matrimonio?

Rolando Quintana: Si claro, Pablo lo enseña.

alberto: Dame el versiculo.

Rolando Quintana: 1 Corintios 7:14 Porque el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora son santos.

alberto: Worales Entonces lo q tu dices si va, Eva podia ser restaurada.

Rolando Quintana: Sí, Y santificada por adan.

alberto: Bueno al menos me saco de dudas Y aprendo algo nuevo.

Rolando Quintana: Si yo también.

alberto: Suponía nomas unas cosillas Pero no tanto.

Rolando Quintana: Yo nisiquiera lo habia pensado.

alberto: Jajaja

preguntas y respuestas

pregunta de horacio de Argentina

saves hay un pasje biblico ke me inkomoda en levitico capitulo12 verciculos 1, 2 & 5 te lo dejo pa ke lo leas y me digas luego
tambien en 1 de timoteo versikulos 11 & 15

respuesta:

Después de las leyes de los alimentos limpios e inmundos, vienen las leyes acerca de las personas limpias e impuras. Y la primera esta en este capítulo concerniente a la “impureza ceremonial” de las mujeres.
Había un tiempo de separación estricta después del parto. Durante esos días estaba separada d su marido, familiares y amigas y los que por necesidad tenían que asistirla quedaban ceremonialmente impuros. No sé cuánto has leído del Levítico, pero también hay leyes para el varón, como los que tiene derramamiento de esperma, testículos defectuosos y cosas así. Ya que el hombre y la mujer son físicamente distintos algunos de los ritos de purificación son distintos.
Este rito de purificación es un acto “simbólico”, tipo de la degradación moral que trae el pecado al alma humana. Ahora fíjate en el capítulo 12 versículo 6, 7 y 8. La ofrenda que se daba por la purificación es un cordero y una paloma. Esto representa de manera profética y simbólica el sacrificio de Cristo (el Cordero inmolado) por nosotros para expiar (cubrir) nuestros pecados y la paloma representa la santificación por el Espíritu Santo. Todo el antiguo testamento se enfoca a Jesucristo de manera simbólica, es una mera sombra de lo que había de venir después. Originalmente esto no debería ser así, pero por causa del pecado, algo que debería ser puro y placentero paso a ser impuro y doloroso.
Lee génesis cap. 3 vers. 14 al 17. Dios no maldijo a la mujer ni al hombre (como muchos piensan) sólo maldijo a la serpiente. Lo que Dios les dijo fue que por causa de ellos mismos la tierra seria maldita y que por el pecado ella daría a luz con dolor. Luego los vistió, Dios mismo hiso el primer sacrificio simbólico en alusión a Cristo. Símbolo de redención y restauración. La mujer por dar a luz derramando sangre y quedar dañada físicamente tiene una purificación más estricta aun al nacer niña es más delicada que el hombre y ocupa más tiempo de limpieza.
En fin, la excusión de la mujer del santuario por tantos días y de toda participación de las cosas santas, significaba que nuestra corrupción original (o pecado original) nos habría excluido para siempre del disfrute de la comunión con Dios y de sus favores si él no hubiese provisto benignamente para nuestra purificación. No tiene mucha ciencia el asunto, son cosas antiguas de los judíos.


Ahora el pasaje de 1ª de Timoteo 2 es un poco más difícil de explicar, porque el nuevo testamento en algunos casos requiere conocer el contexto tanto bíblico, como social, regional, histórico, etc. Y por esas razones alguien puede opinar diferente, pero voy tratar de ser lo más conciso posible.
Lo que el apóstol Pablo escribe en realidad no es, en sí, en sí, que la mujer no enseñe, sino más bien que no puede ejercer autoridad “religiosa sobre el hombre”. Cuando lees el nuevo testamento, vas a ver puros asuntos de la iglesia que no tiene nada que ver con lo social o laboral, etc. Son sólo reglas aplicadas al servicio eclesiástico. No tiene nada que ver con machismo, pero la autoridad espiritual del hombre es mayor a la de la mujer según lo enseña la biblia. Los versículos 13 y 14 de ahí mismo del capítulo 2 el apóstol Pablo da dos razones.

1.       Adam fue primero.
2.       La mujer desobedeció primero.

Esto no quiere decir que tiene mayor pecado, sino que la mujer al pecar contra el hombre rebelándose en el edén con su desobediencia, la manera correcta de contrarrestar eso y demostrar fe sincera es con sujeción. Pero no al estilo musulman, sino con amor y respeto y esto también por parte del hombre.
Lee por favor 1 Timoteo cap. 3 vers. 12, colosenses cap. 3 vers. 18 y 19 y 1 Pedro cap. 3 vers. 7.

Dicho esto, es importante notar que para el versículo 15 de 1 Timoteo que dice “engendrando hijos”, se usa una palabra griega “teknogonias” que es la misma del capítulo 5 vers. 14. “Teknogoneo” que es literalmente “criar hijos”.
Ahora Ya que sabes la relación, te puedo explicar mejor. El pasaje no se refiere a la concepción o a dar a luz, sino más bien a su Crianza en el desarrollo espiritual y moral d los hijos en el camino de Dios. De esa manera alcanza, gloria, honra y salvación, obviamente no sólo en la enseñanza y guía de la verdad sino en la práctica de la misma y para el hombre también hay reglas específicas. No significa que la que no tiene hijos no puede salvarse, porque no es el caso de lo que dice ahí, aunque leyendo a la ligera se puede interpretar de esa manera. El punto crucial del tema es “guiar” o “criar n la verdad”, pero de ninguna manera se trata de parir.

Espero haberte ayudado positivamente con tu inquietud. Dios te bendiga mucho Horacio, saludos.

Lección 9 JOSUÉ

ENTENDIENDO LA BIBLIA


Autor

El autor del libro de Josué no puede ser identificado por medio de la Escritura. El uso de los pronombres nosotros y nos en 5:1, 6 respalda la teoría de que el autor puede haber sido un testigo presencial de algunos de los acontecimientos ocurridos durante este período. Josué 24:26 sugiere que el autor de algunas de las secciones más extensas de este libro fue el mismo
Josué.
Otros pasajes, sin embargo, no pudieron ser escritos por Josué. Su muerte se recoge en el capítulo final (24:29–32). También se mencionan varios acontecimientos que ocurrieron después de su muerte: la conquista de Hebrón por Caleb[1] (14:6–15); la victoria de Otoniel (15:13–17); y la migración de Dan (19:47). Pasajes paralelos en Jueces 1:10–16; 18, confirman que estos acontecimientos ocurrieron tras la muerte de Josué.
Lo más probable es que el libro haya sido compuesto en su forma final por un escriba o algún editor, apoyándose en relatos escritos por el propio Josué.

Fecha

El libro cubre unos veinticinco años de la historia de Israel bajo la dirección de Josué, asistente y sucesor de Moisés.
La fecha de la muerte de Josué que comúnmente se acepta es aproximadamente en el año 1375 a.C. De ahí que el libro abarque el período de la historia israelita que va del año 1400 a.C. al 1375 a.C.; parece que los relatos que contiene fueron compilados algún tiempo después.

Trasfondo

El libro comienza en vísperas de la entrada de Israel a Canaán, territorio que estaba dividido políticamente en muchas ciudades-estados, cada una de ellas con su propio gobierno autocrático y en lucha con las demás. Desde el punto de vista moral, existía una gran corrupción; las ilegalidades y la brutalidad eran algo usual. La religión cananea destacaba la fertilidad y los símbolos asociados a ella, el culto a la serpiente y el sacrificio de niños. La escena estaba preparada y la tierra lista para ser conquistada.
Por contraste, el pueblo de Israel había vagado sin un territorio en el cual establecerse durante cuatrocientos años (Gn. 15:13). Había vivido sometido a los faraones egipcios, y más tarde tuvo que peregrinar indefenso por el desierto durante cuarenta años. Pero aún permanecía fiel, aunque no completamente, al único Dios verdadero, y asido a la promesa que Jehová había hecho a su antecesor Abraham. Siglos antes, Dios había prometido convertir a Abraham y sus descendientes en una gran nación, y darles como hogar a Canaán, con la condición de que siempre le fueran fieles y obedientes (Gn. 17). Ahora estaban a punto de contemplar el cumplimiento de esa promesa.

Contenido

El libro de Josué es el sexto del Antiguo Testamento y el primero de un grupo de libros llamados los «Profetas anteriores». Colectivamente, estos libros describen los avances del reino de Dios en la tierra prometida hasta la cautividad babilónica, un período de unos novecientos años. Josué relata la entrada de Israel a Canaán por medio de la conquista, la división y el asentamiento en la tierra prometida.


Enseñanza para nuestra vida

El libro de Josué enseña que el cumplimiento de las promesas que Dios había hecho de bendecir a Israel dependía de la actitud del pueblo. Las promesas de victoria, entrega de la herencia, provisión abundante, paz y reposo, llegarían si el pueblo se mantenía obediente a Dios. La constante meditación en su Palabra y la fidelidad a sus mandamientos son la clave para ser bendecidos y alcanzar la prosperidad (1:8). Casi al final de su libro, Josué llama al pueblo a una vida de obediencia y fe (22:5).
Hoy en día, esta certidumbre ofrece un fundamento sólido para nuestro crecimiento y bienaventuranza. Como la bendición sigue a la obediencia, así el castigo sigue a la desobediencia. El pecado de Acán revela que nadie vive exclusivamente su propia vida (cap. 7), porque el pecado de uno afecta las vidas de muchos.
Dios odia el pecado y lo castiga con tanta firmeza como bendice al que persevera. Los principios que rigen el bendecir y el maldecir nos dan lecciones útiles en nuestro recorrido hacia la madurez espiritual. La vida y el liderazgo de Josué demuestran que la madurez espiritual no se logra al margen de Dios, sino gracias a una estrecha y responsable relación de dependencia con Él. Para alcanzar la victoria debemos rendirnos a Dios; para guiar a otros, debemos seguirle.
El libro de Josué nos ofrece otras lecciones valiosas: actitudes que son esenciales para recibir de Dios la victoria; principios de liderazgo; las consecuencias fatales del orgullo; la relevancia de las peticiones hechas al Señor; la fidelidad de Dios a su Palabra; y ejemplos del poder milagroso del Señor.

Cristo se revela

Josué presenta a Cristo, autor de nuestra salvación

Reseña

La palabra pentateuco significa cinco rollos y es usada para referirse a los cinco primeros libros de la Biblia. Algunos estudiosos hablan de un hexateuco, o sea, seis rollos que incluye el libro de Josué.
Josué es el primer libro después de los libros mosaicos y habla de la entrada de Israel a la tierra prometida.
En el siguiente versículo se encuentra la orden de Dios:

Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie.
Josué 1:3
Un recurso mnemotécnico para que recordemos el libro de Josué es una serie de palabras que empiezan con “P”:
1-      preparación
2-      pasada
3-      peleas
4-      particiones
5-      pacto

Preparación

Los capítulos 1-2 hablan de la preparación del líder y del pueblo para pasar el río Jordán y la entrada en la tierra. Desde el monte Nebo hacia Canaán.

Pasada

Los capítulos 3-5 relatan que cuando los israelitas llegaron al Jordán las aguas se detuvieron en un montón, de manera que ellos pudieran pasar a pie. Cuenta el relato que de allí del fondo del rio se tomaron doce piedras, una por cada tribu y fueron colocadas como recuerdo de aquel milagro.

Peleas

En los capítulos del 6-12 se registran las batallas y se relata primero la de Jericó, luego con otras ciudades y reinos.
Jericó fue destruida después que los israelitas marcharon rodeándola una vez cada día durante siete días y al séptimo día la rodeó siete veces (Jos. 6:20) El número siete simboliza la perfección y la obra poderosa de Dios. Se le menciona por primera vez en la historia de la creación (Gn. 2:2, 3). Esta fue la primera ciudad fortificada que tuvieron que vencer. La estrategia no convencional sugerida por Dios incluía caminar en silencio y esperar. Esta peculiar marcha, repetida día tras día, sin aparentes resultados, constituía una prueba de obediencia y confianza de parte del pueblo (Sal. 37:34). También evidenciaba el poder de los símbolos utilizados en el culto de Jehová, como se demuestra con el desfile del arca y el continuo toque de trompetas.
Luego sigue la ciudad de Hai, aquí perdieron la batalla por culpa del pecado de Acán. Había una orden de que nadie agarrase nada del despojo de Jericó, pero después de castigar a éste Acán pudieron tomar la ciudad.
Sigue después el incidente de los gabaonitas, que engañando a Josué hicieron pacto para no ser destruidos. Éste fue un error grave de Josué porque la orden de Dios era que todos debían ser destruidos. El deseo de los moradores de Gabaón de pactar la paz sugiere que de alguna manera conocían la orden de Dios  (Dt. 7:2; 20:10–16). Los cananeos debían ser completamente destruidos, pero se autorizaba a Israel para que estableciera alianzas con pueblos distantes. Esta equivocación se repite por segunda vez, Josué actúa sin consultar a Jehová. La primera vez fue en Hai.

Estrategia de la conquista

En al capitulo 10 encontramos las luchas contra los del sur.
En el capitulo 11 contra los del norte.
Es bueno saber que los reyes de ese entonces no eran como los actuales. Un reinado de ese entonces era como un municipio en el día de hoy. Obviamente el régimen era monárquico pero la extensión del territorio pequeña. Josué venció a treinta y uno de ellos.
En vez de atacar por el norte o por el sur, Josué atacó por el centro dejando a los dos bandos sin posibilidad de hacer una alianza contra un enemigo en común (una buena estrategia). El avance hacia el sur hace referencia a la conquista de Jerusalén y Hebrón como las más importantes.



Ataque al norte

En el capitulo 11 se describe el ataque a los reyes del norte, la enumeración es bastante grande (Jos. 11:4,5). Pero cabe destacar que todos los enemigos de Israel estaban psicológicamente mal parados a pesar de la multitud de sus ejércitos.



Al enterarse de las victorias de Josué en el sur, Jabín, rey de Hazor, reunió una coalición de monarcas norteños para ofrecerle combate a Josué. Hazor era una ciudad grande e importante situada a unos 16 km al noroeste del mar de Galilea. La victoria de Josué en Hazor fue uno de sus triunfos más significativos. Esta ciudad era una gran fortaleza, estratégicamente ubicada sobre la ruta principal entre Egipto y Mesopotamia.
La campaña en el norte duró entre cinco y siete años.
La presencia militar de Josué se había consolidado de tal manera que ninguno osaba retarlo. Cuando Israel descansó de la guerra le fue permitido establecerse pacíficamente y gozar de la herencia prometida.

Particiones

Ya después de la conquista casi total, se hizo la partición de la tierra. Si observamos el mapa vemos que algunas tribus recibieron una tajada mayor que otras. La cuestión no es el tamaño sino la calidad del terreno. Aquí no hubo favoritismo en el modo de repartir el territorio, sino que, cada porción de tierra fue analizada y según la calidad era el tamaño, o sea, mientras mejor era la tierra menor era el tamaño y viceversa. Luego de dividir los terrenos se repartieron por sorteo, para que así no haya enojos y todos quedaran conformes.
Aunque tengamos la costumbre de decir que las tribus corresponden a los doce hijos de Jacob, esto no es así. José era hijo de él (Jacob) y sin embargo los que aparecen entre las tribus son sus hijos (de José) Manases y Efraín que en realidad son los nietos. Entonces hay confusión aquí porque ya no son doce sino trece. La cuestión es que la tribu de Leví no recibiría tierra sino sólo el cuidado del templo (Dt. 18:1,2). Por eso la cuenta es de doce y no de trece.

Pacto

Ahora considerando los capítulos 23 y 24 tratamos de la renovación del pacto hecho antiguamente a Adán, Noé y más precisamente a Abraham, Isaac y Jacob.
Al final del libro encontramos a Josué motivando al pueblo a no apartarse de Jehová:

Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová. Entonces el pueblo respondió y dijo: Nunca tal acontezca, que dejemos a Jehová para servir a otros dioses;
Josué 24:15,16

El libro concluye con la muerte y el entierro de tres grandes figuras en la historia de Israel: Josué, José y Eleazar. Israel había recibido su herencia y el pacto de Dios se había cumplido.

Comparaciones

De acuerdo a una concepción común, el cruce del Jordán representa la muerte y Canaán, el cielo. Veamos una analogía mejor:

1-      Canaán, representa una vida cristiana más elevada, que debe ser ganada a través de la lucha espiritual (Ro. 7:23).
2-      Los cananeos son un tipo de nuestros enemigos espirituales (Ef. 6:12).
3-      La lucha de Israel es un tipo de la lucha de la fe (1ª Ti. 6:12)
4-      El descanso de Israel después de la conquista (Jo. 11:23), se compara al descanso del alma (He. 4:9).
5-      Los cananeos parcialmente subyugados son un tipo de los pecados persistentes aun no conquistados (He. 12:1).




[1]Significa “perro”. Pero no en el concepto que nosotros conocemos. Sino por lo fiel, obediente, amigo, etc.